Google Summer of Code “GSoC”

Uno de los programas estrella de Google es el Google Summer of Code (GSoC). En este programa se permite a estudiantes, generalmente de Informática o afines (aunque no exclusivamente), desarrollar código para distintos proyectos de software libre durante el periodo estival y de manera remunerada. Desde el 2005, 3400 estudiantes han participado en este proyecto patrocinado por Google, en más de 200 proyectos de código libre. Para ello, el estudiante llega a un acuerdo con una organización, que le proporciona un mentor, bajo cuya tutela se desarrolla el proyecto. Actualmente, existen más de 150 de organizaciones participantes en el GSoC, una de las cuales es la Universidad Politécnica de Valencia como miembro de la Sakai Foundation. No todos los proyectos son aceptados, sino que estos pasan por un duro proceso de selección por parte de evaluadores escogidos por Google.

PoliformaT, el campus virtual de la Universidad Politécnica de Valencia, está basado en el software libre Sakai, gestionado por la Sakai Foundation, entidad participante en el GSoC y a la que dicha universidad pertenece. Este año, una de las becarias del ASIC de la UPV, Maite Giménez Fayos, se ha presentado a este programa, tutorizada por David Roldán Martínez y Raúl Mengod López, responsables de PoliformaT.

Según la propia Maite, “tener un mentor cerca, con quien la comunicación es fluida mejora considerablemente el trabajo, ya que se trata de exprimir la experiencia y aprender cuando más sea posible mejor, y cuanto más cerca se tenga a la persona a la que bombardear con preguntas, mejor”. El proyecto desarrollado por Maite ha sido una aplicación para Android desde la cual es posible consultar información guardada en el campus virtual.

Como Maite dice, “a pesar de las complicaciones propias de un proyecto como este, la experiencia es inmejorable. Se realizan unas prácticas de verano remuneradas realmente muy interesantes, haciendo uso de tecnología puntera y obteniendo resultados que serán útiles para la comunidad. Estando en contacto con estudiantes de distintos países y conocer como funcionan realmente las organizaciones de software libre, y como muchos programadores hacen de esta forma de trabajo su forma de vida”.
Desde el ASIC agradecemos la colaboración de Maite en este proyecto y esperamos poder seguir colaborando en este tipo de iniciativas.